TECNOLOGÍA: UNA ALIADA QUE PUEDE REDUCIR COSTOS EN TU NEGOCIO

TECNOLOGÍA: UNA ALIADA QUE PUEDE REDUCIR COSTOS EN TU NEGOCIO

 

 

Contar con herramientas tecnológicas permite reducir 35% los gastos de operación. ¿Estás listo para sacar provecho a todos los nuevos instrumentos? 

 

El «corazón» de un negocio son sus clientes. Si eres de los que opina así, seguramente ya tienes cuenta de twitter o estás en redes sociales para atender sus peticiones y comentarios. Si cuentas con alguna de esas herramientas también eres la excepción entre emprendedores, pues 74% de las pequeñas y medianas empresas en México no está relacionada con redes sociales, por ejemplo. Desconocen el potencial de este recurso para promocionarse y acercarse a los clientes, refiere la encuesta de Visa «Perspectivas de las MiPymes en América Latina».

Cómputo en la nube, redes sociales, dispositivos móviles, entre otras, son algunas de las soluciones en las cuales las empresas hallan un aliado para mejorar niveles productivos, reducir costos y elevar su competitividad.

Emplear la tecnología ayuda a reducir hasta en 35% los gastos operativos de un negocio durante los primeros dos años de implementación, porque permite manejar los inventarios y conectarse con el cliente de forma más eficiente, ejemplifica el informe de Visa.

La pregunta es ¿por dónde empezar la incorporación tecnológica? Para Fernando Gutiérrez Cortés, director del Departamento de Comunicación del Tecnológico de Monterrey, lo primero que debe de hacer una organización es plantearse cuatro aspectos.

1. ¿Qué quiero hacer? Una compañía no puede dar el paso de comprar una solución o dispositivo si no tiene claro para qué le va a servir a su negocio y cómo medirá la rentabilidad de su inversión.

2. Estrategia. Antes de implementar, se necesitan «argumentos» de cómo ayudará determinada tecnología para cumplir con los objetivos de negocio a mediano y largo plazo.

3. Monitoreo. Las pymes pueden implementar algunas herramientas y realizar pruebas para saber si el servicio que adquirió es funcional y rentable. Hay que dar un período de prueba, en tres meses tienes una idea.

4. Sé activo. Al incorporar una red social, tener un perfil pasivo puede generar la impresión de que la empresa no da seriedad a las redes, o las incorporó por compromiso.

Para el especialista del Tecnológico de Monterrey, una de las razones por las cuales las empresas no adoptan tecnología a su interior es porque no la ven como una oportunidad para crecer su negocio sino como un gasto innecesario que les resta rentabilidad financiera.

De acuerdo con un reciente estudio realizado por Motorola Solutions en México, una de cada dos empresas mexicanas se muestra conservadora si de adoptar tecnología se trata. Mientras que 15% de ellas prefiere adoptarlas después de haber evaluado su funcionamiento en otras organizaciones.

Tecnología básica

Si tu empresa o negocio está analizando qué herramienta debe implementar puede comenzar por opciones básicas, que no requieren gran inversión, como cómputo en la nube y el uso de las redes sociales.

Fernando Gutiérrez precisa que la inversión inicial que un emprendedor puede realizar para entrar al mundo tecnológico inicia desde 10 mil pesos al año. En su búsqueda debe considerar los siguientes tres aspectos:

• Mentalidad. Las pymes deben quitarse la idea de que la tecnología es sólo para las grandes empresas o que representa un costo elevado para poder implementarla.

• Informarse. Antes de contratar cualquier servicio o comprar un dispositivo deben hacer un monitoreo de los proveedores que hay en el mercado, comparar costos y ver cuál es el que adecua a sus necesidades.

• Planear. Una vez que ha elegido la solución, servicio o dispositivo móvil tiene que hacer un plan de inversión y considerar el costo beneficio que éste le traerá a la empresa.

Súbete a la nube

La consultora Accenture en su reporte Visión Tecnológica 2013, prevé que para el 2016 a nivel mundial las empresas dedicarán a la nube el 14% de su gasto total en Tecnologías de la Información.

Erik Markeset, consultor y director general de Tsol, empresa encargada al desarrollo de soluciones tecnológicas, indica que al utilizar este recurso las empresas obtienen ventajas, como:

1. Reducción de costos. Al mover los servicios de computación de un físico (una computadora y un servidor), a un ambiente web las empresas reducen sus costos. Los emprendedores pueden olvidarse de invertir en servidores, sistemas operativos, electricidad, mantenimiento de hardware y administración de aplicaciones.

2. Eleva la productividad. Al tener información disponible todo el tiempo, el emprendedor observa un incremento en sus niveles productivos, porque tiene datos para tomar decisiones cual sea el contexto en el que esté. Además, favorece el trabajo colaborativo con empleados, clientes o socios.

3. Negocio ¡veloz!. ¿Tienes toda tu información en archivo de Excel, y en la memoria de la computadora? Trasciende ese emprendedurismo rudimentario subiendo tus datos a la nube, con ello puedes hacer más eficientes tus procesos, porque además de contar con un respaldo permanente, el equipo de trabajo puede accesar a la información en cualquier momento y mejorar su capacidad y tiempo de respuesta.

El especialista recomienda que las pymes revisen tres aspectos antes de implementar servicios en la nube.

a) ¿Qué tipo te conviene? En el mercado existen tres tipos de nube: pública, privada e híbrida. Las empresas deben hacer un análisis de sus necesidades, identificar qué información requieren subir a la nube y con base en ello elegir cuál es la modalidad que más te funciona.

b) Desembolso controlado. No necesariamente debe haber un gasto excesivo en la compra de servidores o plataformas que permitan contar con un servicio en la nube. Siempre está la opción de arrendar y lo mejor de todo es que ya hay esquemas que sólo cobran por el servicio que se requiere, sin necesidad de pagar una renta mensual.

c) ¿Con qué proveedor? Debes fijarte que el proveedor elegido tiene el respaldo para resolver dudas o problemas una vez implementado el servicio.

Utiliza la red

Las redes sociales son una herramienta tecnológica económica, pues las empresas no requieren de hacer grandes inversiones para tener presencia en ellas. Puedes aprovechar su alcance para captar nuevos clientes y robustecer tu presencia en el mercado.

¿Eso significa que los emprendedores le sacan provecho? No a la fecha, sólo el 23% de las empresas mexicanas tiene perfil en Facebook, y el porcentaje de tuiteros se ubica en 6%, de acuerdo con el informe de Visa.

Si estás por comenzar tu incursión en el ámbito de las redes, presta atención a estos escenarios:

1. Escucha bien. La conexión personal que las Redes Sociales facilitan es una oportunidad para mantener una constante comunicación con tus clientes.

Pero, debes estar atento cuando realizan un comentario negativo o queja. El error en el que caen los emprendedores es no generar respuestas oportunas y soluciones inmediatas a comentaros realizados por clientes. Las inquietudes negativas deben resolverse de forma inmediata.

2. Saca provecho. Si ya eres un usuario activo de redes sociales, evita que la información publicada se quede sólo como ‘post’. El siguiente paso es convertir los comentarios vertidos en tus redes en estrategia. Esa información es fuente de nuevas campañas, soluciones o productos innovadores para el negocio.

La clave es interpretar datos, no almacenarlos.

 

Fuente: El Universal

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code