ROHMUS: EL ROBOT PIANISTA MÁS AVANZADO DEL MUNDO, HECHO EN MÉXICO

ROHMUS: EL ROBOT PIANISTA MÁS AVANZADO DEL MUNDO, HECHO EN MÉXICO

 

 

Un ingeniero del Instituto Politécnico Nacional (IPN) de México es el responsable de haber creado el robot capaz de tocar el piano, más avanzado a nivel mundial. El proyecto, fue inicialmente concebido por Miguel Adad Martínez Genis como “una mano artificial capaz de agarrar objetos”, pero luego fue evolucionando hasta convertirse en este robot llamado Rohmus.

Según la IPN, Rohmus es el robot pianista más avanzado del mundo, porque más allá de que existan otros prototipos alrededor del mundo, ellos solamente pueden subir y bajar los dedos, mientras que el robot mexicano además puede abrirlos y cerrarlos, lo que le permite tocar acordes e interpretar las notas que se requieren para interpretar melodías más complejas.

El objetivo de Miguel Martínez, fue desde siempre que su robot trabajara de forma independiente, esto es, sin depender de una computadora. También quería que su diseño fuera antropomórfico, similar al de una mano humana, capaz de moverse como tal, dejando de lado la posibilidad de incorporar algunos dedos de más como otros modelos existentes en el mundo.

 

Dos años de investigación y desarrollo

“El proyecto empezó con la investigación acerca de la fisiología y anatomía de la mano, del brazo, el análisis de sus movimientos y funcionamientos. Posteriormente, busqué maestros de piano y pianistas de la Escuela de Iniciación Artística de Bellas Artes, quienes me dieron información sobre los movimientos, la rapidez y fuerza con que se tienen que tocar las teclas”, narró el investigador.

El proceso de desarrollo de Rohmus le llevó al ingeniero mexicano un total de dos años de investigaciones, en los que reunió información de diversas áreas. Con respecto a los músicos con los cuales se juntó, le remarcaron la “la imperiosa necesidad de que el robot abriera los dedos, porque hay escalas que requieren de movimientos muy amplios”.

Miguel Martínez tiene como objetivo para el futuro seguir independizando a Rohmus de la computadora, para que no haya que encenderlo ni apagarlo, sino que pueda interactuar directamente con un ser humano.

Para lograrlo, quiere incursionar en el área de Inteligencia Artificial, ya que está en sus planes incorporarle al robot una cabeza con visión propia que le permita poder ver las teclas y así posicionarse automáticamente para tocar el piano.

“Me gustaría incursionar en una rama de la inteligencia artificial que se llama emociones artificiales, además de otorgarle al robot movimientos más precisos sin necesidad de programarle subrutinas”, señaló el ingeniero a los medios de comunicación mexicanos.

 

Fuente: La red 21

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code