LICENCIAS CREATIVE COMMONS: QUÉ SON Y CÓMO FUNCIONAN

LICENCIAS CREATIVE COMMONS: QUÉ SON Y CÓMO FUNCIONAN

Por Montserrat Corbella Valea

 

Las licencias de copyright desarrolladas por Creative Commons (“CC”) han puesto a disposición del movimiento Open Knowledge un conjunto de contratos simples y estandarizados que permiten la edición, modificación, distribución,–e incluso, comercialización- masiva de materiales según la voluntad de su creador.

A través de licencias, un autor utiliza sus derechos copyright para asegurar que cualquier versión derivada de la obra original, ya sea software u otro tipo de trabajo, sea libre. De esta forma, se evitan los problemas derivados de renunciar a los derechos de autor y dejar la obra bajo el dominio público.

A continuación, te explicamos las condiciones de las licencias CC más populares.

 

1 Licencias Atribución (CC BY)

 Las plataformas Open-access de revistas científicas normalmente utilizan licencias CC BYdado que ofrecen la posibilidad de copiar, distribuir, exhibir, y producir obras derivadas, siempre y cuando se reconozca y cite al autor. Esta es la licencia más flexible de CC.

La Open Access Scholarly Publishers Association recomienda la utilización de este tipo de licencias dada su “simplicidad, legibilidad por máquinas e interoperabilidad”.

Por ejemplo, la PLoS Neglected Tropical Diseases Journal, que opera con licencias CC BY, recientemente publicó un artículo describiendo los resultados de un nuevo test que permite realizar un diagnóstico rápido y barato de la enfermedad africana del sueño. Con su publicación, sus hallazgos han sido puestos a disposición de todo el mundo.

 

2 Licencias Atribución-CompartirIgual (CC BY-SA)

Inspirada en el modelo “copyleft”, esta licencia sigue los pasos de la  Licencia Pública General de GNU, que fue diseñada por Richard Stallman para el lanzamiento del sistema operativo libre GNU en 1983.

Las licencias CC BY-SA permiten copiar, distribuir, exhibir y modificar la obra –incluso con fines comerciales-, siempre y cuando se reconozca expresamente el trabajo del autor original. Además, exigen que la obra derivada sea distribuida bajo condiciones idénticas a las de la licencia de la obra original.

Este modelo ha sido el elegido por Wikipedia.

 

3 Licencias Atribución-NoComercial (CC BY-NC)

También conocidas como “permisivas” o “minimalistas”, estas licencias autorizan la libre distribución y modificación de la obra original pero permiten que los trabajos derivados introduzcan ciertas restricciones. Esto es, bajo esta modalidad, las obras derivadas pueden limitar su uso, distribución, copia, e incluso la realización de futuras obras derivadas.

En el mundo del software, este esquema es conocido como “noncopylefted free”, dado que el material derivado puede ser redistribuido como software libre o como software propietario. En este último caso, el uso, redistribución o modificación está parcialmente limitado, o totalmente prohibido, a falta de autorización del titular.

Las licencias CC BY-NC recogen todas las cláusulas necesarias para quienes quieran seguir este modelo. Sin embargo, son también ampliamente conocidas las licencias de Berkeley Software Distribution, las cuales han sido objeto de numerosas críticas, así como la licencia Apache 2.0., que además incorpora una cláusula que previene contra la obtención de patentes.

 

4 Licencias Atribución-NoDerivadas (CC BY-ND)

Este esquema permite la distribución, exhibición y la representación de copias exactas de la obra, ya sea con o sin fines comerciales. La peculiaridad reside en que este modelo incluye ciertos artículos que prohíben la realización de obras derivadas.

TED Conferences LLC utiliza estas licencias para proteger cada una de las Talks. Sin embargo,al modelo CC BY-ND han incorporado la cláusula NoComercial (NC) para asegurar que su material no será utilizada por terceros con fines comerciales.

Las grandes organizaciones como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo apuestan a la irrupción de Creative Commons en el ámbito de organismos multilaterales. Tal es el caso de la Licencia 3.0 de Creative Commons para Organizaciones Intergubernamentales (OIG) desarrollada por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI). Esta herramienta de gestión de licencias en Internet hace más fácil difundir las publicaciones entre un público más numeroso.

 

Fuente: Abierto al Público (Blog del BID)

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code